Hijos que vienen y van

 

Joan Bauza

 

El compañero Joaquín Luis Ortega, quien se ocupó durante años de las series informativas de la Conferencia Episcopal Española, dedicó un capítulo de uno de sus libros a recordar a su madre. Cuenta que, llegando tarde una noche en casa, encontró un papel en un libro con letra de su querida madre viuda. Él lo abrió y leyó: Muero por vivir sin ti / y tanto tiempo te espero / que cuando vienes ¡me muero! / Porque te vuelves a ir. Estos versos, de cuño Teresiano evidente, le proporcionó una doble prueba: el amor que ella le tenía, y la aflicción que él le proporcionaba.

Como otros compañeros sacerdotes, yo sufro la misma convicción. Y bastante me duele la cosa, tal vez la única cosa, respecto a mi madre: me duele el tiempo que no le dediqué. En vida de mi madre, también yo fui presbítero de quehaceres, reuniones, kilómetros y prisas, y me queda la sensación de haberle dado la satisfacción del Cuando vienes bastantes veces, las mismas veces que, al cabo de minutos, le daba la aflicción del té vuelves a ir, así, saliendo de la casa diciéndole "adiós, mumareta" dando pasos hacia la calle con la llave del coche ya en la mano.

DIRECCIÓN
Plaza de la Almoina S/N
07001 Palma de Mallorca
Islas Baleares. España

REDES SOCIALES
@catedralmca
Facebook Twitter Istagram Youtube

CONTACTO
Para cualquier duda, llamanos
971 71 31 33

BOLETÍN DE NOTICIAS

Copyright © 2020 Catedral de Mallorca. Todos los derechos reservados.