Payes y payesa

 

Joan Bauza

 

El pueblo sencillo fue muy relevante en la financiación de las obras de la Catedral durante los 300 años que llevó su edificación, a través de las colectas organizadas por la “Confraria de Nostra Dona Santa Maria” y por los «baciners de la Seu» en las cinco parroquias que había en la ciudad y las de las afueras. También hubo legados testamentarios, y donativos a partir de la venta de joyas. En el Archivo permanecen registradas aportaciones como la de «Na Simona de la peschateria» que daba la décima parte de las ganancias obtenidas en su pescadería, o como la del campesino de Muro que dio una burra.

La piedad popular ha sido expresada históricamente a través de los llamados exvotos. Destaca el de una tabla de “Nostra Dona de la Misericòrdia” en la que se contempla un ancho manto de misericordia maternal sobre sus hijos, y el exvoto de la Trinidad de grandes dimensiones; el primero se relaciona con la inundación sufrida en Palma en 1403 y el segundo, con las revueltas sociales de las Germanías entre 1521-1523.

Muchos de ellos debían ir vestidos de manera parecida a los que figuran en el vitral. Es justo y saludable recordar estas personas, tanto como levantar para ellas una plegaria piadosa y agradecida.

 

20200127 Allot amb pans

DIRECCIÓN
Plaza de la Almoina S/N
07001 Palma de Mallorca
Islas Baleares. España

REDES SOCIALES
@catedralmca
Facebook Twitter Istagram Youtube

CONTACTO
Para cualquier duda, llamanos
971 71 31 33

BOLETÍN DE NOTICIAS

Copyright © 2020 Catedral de Mallorca. Todos los derechos reservados.