San Junípero Serra

 

Joan Bauza

 

Se lo merecía el niño nacido en la calle Barracar Alt de Petra, el franciscano que escogió por nombre “ginebró”, el catedrático de la Universidad mallorquina durante 5 años, el evangelizador de California, el canonizado en Washington por el papa Francisco que determinó que fuera celebrada su fiesta cada 28 de agosto.

Merecía estar dentro de la Catedral en un vitral alto el monaguillo que dentro de la Catedral asistía a sus presbíteros en la celebración de la misa. Merecía tener presencia dentro de la catedral de su diócesis de origen aquel que quedó enterrado en la misión de San Carlos de California. Merecía que el vitral incorporara la sierra de su linaje como elemento identificador.

Merecían este reconocimiento en vidrio las 9 misiones por él fundadas, y que tienen nombre de los santos de las capillas del convento de Petra de San Bernardino. Lo merecen los 8.000 kilómetros de tierra recorridos a pie, muchos de ellos cojeando del pie izquierdo, y las 5.800 millas de navegación.

Vivió 70 años, 9 meses y 4 días, de los cuales dedicó 35 años 4 meses y 13 días a anunciar el evangelio de Jesucristo en tierras lejanas, a personas que no lo conocían, entre ellas los indios Mape y los indios Apache.

“Siempre adelante” fue su lema. Sea también el nuestro.

 20200824 El cavall de Sant Ferran

 

DIRECCIÓN
Plaza de la Almoina S/N
07001 Palma de Mallorca
Islas Baleares. España

REDES SOCIALES
@catedralmca
Facebook Twitter Istagram Youtube

CONTACTO
Para cualquier duda, llamanos
971 71 31 33

Copyright © 2020 Catedral de Mallorca. Todos los derechos reservados.