El sabio procura ser realista


 Joan Bestard      Punto ético

 

Un gracioso y sencillo proverbio japonés dice: “Cuando llueve el tonto se rebela contra los dioses. El sabio, en cambio, procura tener a mano un paraguas”.

La sabiduría va unida al realismo. El sabio es sensato y tiene mucho sentido común.

El sabio no es un iluso ni un soñador. Tiene los pies en el suelo y obra siempre consecuentemente.

El sabio camina por la vida con los ojos y el corazón bien abiertos. Observa con lucidez las personas y las cosas y sabe interpretarlas.

El sabio es un realista lúcido que no se enreda en tonterías y tiene una meta muy clara. Sabe de dónde proviene y a dónde va. Conoce bien su pasado, vive con intensidad el presente y, lleno de esperanza, se encamina hacia el futuro con paso cierto y decidido.

El sabio, en definitiva, sabe situarse en el tiempo y el espacio en donde vive.

 

Artículo 424 de la columna “Punto ético” publicado en el diario Última Hora del día 11 de julio de 2019, jueves.

DIRECCIÓN
Plaza de la Almoina S/N
07001 Palma de Mallorca
Islas Baleares. España

REDES SOCIALES
@catedralmca
Facebook Twitter Istagram Youtube

CONTACTO
Para cualquier duda, llamanos
971 71 31 33

BOLETÍN DE NOTICIAS

Copyright © 2020 Catedral de Mallorca. Todos los derechos reservados.